Cuerdas de nailon trenzadas

Cuerdas de nailon trenzadas

Cuerdas de nailon trenzadas blanco
blanco

Cuerdas de nailon trenzadas color crema
color crema

Cuerdas de nailon trenzadas rosa oscuro
rosa oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas rojo
rojo

Cuerdas de nailon trenzadas rojo oscuro
rojo oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas granate
granate

Cuerdas de nailon trenzadas amarillo claro
amarillo claro

Cuerdas de nailon trenzadas amarillo oscuro
amarillo oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas naranja
naranja

Cuerdas de nailon trenzadas azul
azul

Cuerdas de nailon trenzadas azul oscuro
azul oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas lila
lila

Cuerdas de nailon trenzadas amatista
amatista

Cuerdas de nailon trenzadas turquesa
turquesa

Cuerdas de nailon trenzadas verde
verde

Cuerdas de nailon trenzadas verde oscuro
verde oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas marrón oscuro
marrón oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas gris claro
gris claro

Cuerdas de nailon trenzadas gris oscuro
gris oscuro

Cuerdas de nailon trenzadas negro
negro

 
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 0,3 mm
Ø 0,3 mm
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 0,5 mm
Ø 0,5 mm
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 1,0 mm
Ø 1,0 mm
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 1,2 mm
Ø 1,2 mm
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 1,5 mm
Ø 1,5 mm
Cuerdas de nailon trenzadas Ø 2,0 mm
Ø 2,0 mm

Las cuerdas de nailon trenzadas en bobinas de GRIFFIN son ligeras, disponen de núcleo encamisado de trenzado circular y, por tanto, la extensibilidad del nailon de alta calidad es reducida. Las cuerdas de nailon son muy robustas, extremadamente duraderas y resistentes, a la vez que blandas, flexibles, adaptables y agradables para llevarlas sobre la piel. Las cuerdas de nailon trenzadas de GRIFFIN se caracterizan por su superficie estructurada gracias al trenzado de los hilos de nailon. La amplia selección de 20 modernos colores con seis diámetros diferentes ofrece múltiples posibilidades que no se limitan a la fabricación y al diseño de joyas. Las robustas cuerdas de nailon garantizan una larga vida útil y se han convertido en un material para enfilar agradecido y popular, es decir, se trata de una cuerda para joyas de marcado carácter deportivo a la que no se puede renunciar.


Las cuerdas de nailon trenzadas de GRIFFIN son ideales para ensartar perlas de piedras preciosas y perlas pesadas cuando se trata de diámetros pequeños. Se pueden anudar muy bien y utilizar como hilos para enfilar convencionales. Gracias a la fusión de los extremos se evita que la cuerda se deshilache.


Los diámetros más grandes de las cuerdas de nailon de GRIFFIN son ideales para trenzar y hacer nudos decorativos con diferentes técnicas como, por ejemplo, paracord y macramé o para pulseras Shamballa. Si desea utilizar los diámetros grandes de las cuerdas de nailon trenzadas de GRIFFIN como material para enhebrar, entonces le recomendamos las perlas con orificios grandes. Las cuerdas de nailon trenzadas de GRIFFIN son ideales como cinta decorativa para colgantes o pulseras enroscadas y ofrecen innumerables variantes de diseño.


Las cuerdas de nailon trenzadas de GRIFFIN están confirmadas por REACH.

  

Webshop  
 
Consejos y trucos

Si desea fijar los extremos de una cuerda de nailon trenzada de GRIFFIN en un cierre, entonces le recomendamos pegar los extremos con el superpegamento de GRIFFIN en un terminal tubo de diseño con anilla cerrada. De este modo, puede colgar el cierre en una anilla de fijación abierta.

 

Contacto rápido
Catalogo + lista de precios
Contacte conmigo
Parse Time: 0.259s